miércoles, 26 de diciembre de 2012

Walking around -–replica en honor a Neruda-



Walking around
–replica en honor a Neruda vigente como nunca en este cambio de época.

-1

Sucede que me canso de ser hombre,
me canso del suicidio de cántaros y fuentes,
de los asiduos votos de pobreza
y la constante desnudez en mis bolsillos.

-2-

Y me duele este olor a silencio que emiten las campanas,
ese descaro pérfido que acecha en las florestas
sin ojos ni falanges que protejan las uñas
de un envite de piedra que me empaña la vida.

-3-

Sucede que me canso del atraco y la usura,
de la goma en el pelo y los profetas,
sucede que me canso de ser hambre.

-4-

No obstante, mezclaría con agrado
la agitación del pueblo
on el cuchillo verde de Neruda
para matar al mundo, y con colores nuevos
hacerlo más exacto y menos frío;
pero vago en las calles con mi venda en los ojos
y la Cruz Roja dándome limosna de medroso.

-5-

Acaso seguiremos indecisos
estrujando la vid y los martillos,
recorriendo hacia abajo vacilantes
las tripas, la melaza, el desatino.

-6-

Prefiero el callejeo de los gatos
que trepan por las tapias y alambradas
buscando una taberna enmascarada
en la cara y la cruz de los pellejos.

-7-

Yo prefiero tejer mi propia historia
destemplada como una rueca herida,
  latente entre cazuelas y pasiones
y encendida en mi sangre por las noches.

-8-

Devuelto cualquier día a los rincones,
regresado mi cuerpo de caminos,
quedaré huérfano de huesos combatientes
y vinagre crujiendo en los espejos.

-9-

Hay pájaros de azufre
y olvido de caricias en las manos,
debiera haber guardado más silencio
o haber amontonado más temor,
pero siempre es la misma medicina
con sabor a espanto e intestinos
que pugna en cada ombligo cada día
su desecho de odio y de mentira.

-10-

Yo camino un alambre consternado,
barriendo los pedazos de mi sangre
y una vida basada en la envoltura.
Pero si yo hubiera sido Dios
barrería la ausencia de mis párpados
y tendría sabor a panadero,
pero soy solo espectador y parte
que se enjuaga los ojos y los pies
con zapatos de tienda de ortopedia.

     Sucede que me canso de ser hombre.


Autor: Alonso de Molina
 

2 comentarios:

ohma dijo...

Precioso poema.
Saludos.

Lilia Morales y Mori dijo...

Estoy de acuerdo contigo ohama, sigo esperando tu poema.