viernes, 28 de diciembre de 2012

NEGRO SABADELL



No hay amor. No hay amor. No hay amor.
L. de L.

Sombra no encontrarás bajo los soles,
ni caminos tendrás sobre la tierra.
Ciudad horrible de mis años niños:
Sabadell.

Muertos lirios tejiendo negros humos
bajo un cielo de tétricos espantos.
Sabadell.

(En cada esquina sensitivos odios
alejando las débiles siringes.)

Ríos de barro anegarán tu nombre,
náufrago hoy en negro mar de humo.
Noches desnudas izarán mi odio
formado por los tuyos, sangre mía,
Sabadell.

Árboles abortados en tu rambla
por pájaros humosos y fatídicos.
Largo tu caminar hacia la sangre
tras un amanecer siempre lejano,
Sabadell.

Aspiración a un cielo sin lamento
en las palmas rugosas de la mano.

Un sudor ya de tierra carcomida
llena mi frente de violencia y odio.
Verticales vigilias alargadas
celan la plata de tu vieja luna.

Qué lejano te quiero en mi recuerdo.
Mi Sabadell. Negro Sabadell.

                                                                                           Agosto de 1951

 
Autor: Francisco Rodón

No hay comentarios: